Michelle Poler – Hello Fears


Compartir...
Share

Michelle Poler es sin duda una Inmigrante en Acción, esta exitosa venezolana de tan solo 29 años es una de esas personas que te deja con ganas de más, de seguir conversando y escuchando cada una de sus anécdotas y logros. Michelle se define como una niña, independientemente de su edad se siente y siempre se sentirá como una niña, nació y creció en Venezuela, rodeada de su familia y buenos amigos y muchos fines de semana en la playa.

A los 19 años tomó la difícil decisión de emigrar a los Estados Unidos para estudiar diseño gráfico y dirección de arte en Savannah College of Art and Design (SCAD). Pero no todo en la vida de Michelle es una historia feliz, es descendiente de emigrantes judíos que vivieron los horrores y la barbarie de la Segunda Guerra Mundial y del Holocausto. Sus ascendientes paternos lograron escapar a Panamá, en cambio sus ascendientes maternos no corrieron con la misma suerte,  solo sobrevivieron a los campos de concentración la mitad de ellos.

Finalmente,  sus abuelos logran salir de los campos de concentración, con un niño (tío de Michelle) y embarcan a rumbo a Venezuela, el país que con mucho cariño les abrió las puertas y les permitió forjar una nueva vida. Sin dominar el idioma y con mucho trabajo, como otros muchos emigrantes de la época, lograron adaptarse y salir adelante. Crece la familia con la llegada de 2 nuevos integrantes, entre ellos la madre de Michelle. La guerra y sus atrocidades dejaron en sus abuelos muchos miedos, miedos que fueron pasados a su madre y posteriormente a Michelle, miedos que sin saberlo, forjarían un camino de superación y éxitos, miedos que definirían su estilo de vida.

¿Qué te motivó a emigrar?

Ya graduada, mis amigas deciden irse fuera del país para hacer cursos antes de decidir que querían estudiar, en mi caso, mis miedos y el comienzo de mi relación sentimental con mi pareja  (Adam Stramwasser) me impidieron hacer lo mismo, aunque realmente era mas el miedo de irme sola, pero use mi relación como una excusa para una decisión que tome desde el miedo.
Después de quedarme en el país, a los meses Adam decide irse para terminar su carrera en los Estados Unidos, dejándome sola, pensando en lo que deje de hacer, sintiéndome triste porque me había quedado en Venezuela por él y ahora se iba, pero finalmente fue la motivación que necesitaba para decidir que era el momento de irme. Junto a Adam buscamos universidades hasta encontrar la SCAD, en un pueblo maravilloso y dedicada totalmente al arte que era lo que estaba buscando, además, quedaba a solo 3 horas de la universidad de Adam, lo que nos permitió seguir nuestra relación ya que podíamos viajar en tren cada 15 días para vernos.

¿Por qué Estados Unidos?

Siempre fue un lugar muy familiar para mí. Lo visitaba desde muy pequeña y soñaba con vivir en Nueva York, pero a los 19 años no estaba lista para ello. Ya graduada Adam me pide matrimonio y nos mudamos a Miami en donde tuve la oportunidad de trabajar en una agencia de publicidad, trabajo que odié. La ciudad de Miami tampoco era lo que mas deseaba, pero Adam me prometió que en algún momento nos mudaríamos a Nueva York, promesa que cumplió una vez que logré entrar a un postgrado de creación de marca en el que solo aceptaban 30 personas al año.  Trabajé muy duro para lograrlo y lo conseguí. Hoy en día ese postgrado dio inicio a mi proyecto actual y cumplió uno de mis sueños, vivir en la ciudad de Nueva York.

¿Qué te motivo a emprender tu proyecto, que te motivo al inicio y que te motiva a seguir en el?

En el postgrado tuve que hacer un proyecto de 100 días y fue allí donde decidí que era el momento de dejar los miedos a un lado, esos miedos que me limitaban a seguir adelante con lo que estaba persiguiendo y fue así como nació “100 miedos en 100 días”, un proyecto que se convirtió en un movimiento que se viralizó, arrastrando mucha gente que me motivaba día a día a enfrentar nuevos retos. Me di cuenta que venciendo mis miedos ayudaba y le daba la inspiración necesaria a otros para hacer lo mismo.

¿En qué etapa esta tu proyecto actualmente?

En el 2015 termino mi proyecto de “100 miedos en 100 días” para darle paso a “Hello Fears”, es un movimiento que incluye a muchas más personas a motivar y enfrentar sus miedos y vivir sus vidas mas allá de su zona de confort y lo logramos a través de las charlas motivacionales que doy por todo el mundo junto al trabajo de social media. Este movimiento va mucho mas allá de superar miedos como agarrar una cucaracha o tirarse en paracaídas desde un avión, buscamos superar miedos reales, importantes como aquellos que te alejan de tus objetivos laborales por miedo a pedir algo más o miedos que te hacen no mostrar la persona que realmente eres en tu comunidad por miedo a ser rechazado.

¿Cambiarías algo de tu plan inicial?

Mi plan inicial era trabajar por 10 años en las mejores compañías de Nueva York en Branding y estrategia para luego desarrollarme como emprendedora, aun sin tener idea en qué y cómo. Pero enfrentando mis miedos pude adelantar mi proyecto de 10 años a meses, ya que al cabo de un año había logrado casi todos los objetivos que me había planteado y me permitió tener mi propia marca en la que confío y que tiene un impacto diario en la vida de cientos de personas. Aunque no cambiaría nada, mi plan cambió, pero solo en tiempos.

Te enfrentaste a 100 miedos, ¿Cuál de ellos fue el más difícil de superar y por qué?

La mayoría de ellos fueron difíciles, pero el mayor  fue seguir mi corazón después de haber tomado una decisión. Para el miedo numero 100, una marca grande de Estados Unidos quiso patrocinar el evento, yo estaba muy emocionada pero al recibir la propuesta me di cuenta que los retos eran vacíos, no me llenaban, planteaban cosas como bajar del Rockefeller Center en rapel o hacer piruetas en un avión, cosas que no me inspiraban, así que decidí romper el contrato y ofrecer una charla en TEDx, reto que  me daba mucho temor debido al miedo de hablar en público en un escenario, pero al superar ese miedo mi carrera tomó un nuevo camino como conferencista con el que mi esposo Adam y yo hemos logrado tener independencia laboral, incluso ayudando a mi esposo a renunciar a su trabajo para dedicarnos los dos a nuestro proyecto.

Si solo pudieras utilizar una palabra para completar: “Coraje es”, ¿Con cuál te quedarías?

Para mi “Coraje es intentar las cosas antes de rendirte”, estamos acostumbrados a ponernos excusas de por qué no debemos hacer las cosas, si hay algo que te da miedo pues con mas rapidez hay que hacerlo, todo lo que nos proponemos tenemos que intentarlo, aunque falles te dará un aprendizaje que te ayudara en tu próximo reto.

Tus consejos para los nuevos emprendedores.

Si algo te da miedo, con más razón dile que sí, enfrenta tus miedos, sal de tu zona de confort. Es mi consejo para todos. Así estoy tomando mis decisiones y me ha llevado a adelantar los procesos, a conseguir mis objetivos de forma más rápida y segura, que el miedo no sea una excusa, que no te detenga ni te desvíe del camino.

 

Inmigrantes en Acción: No podía finalizar esta entrevista sin antes agradecerles tanto a Michelle como a Adam por abrirnos un espacio en su apretada agenda, por permitirnos contar un pedacito de su historia. También nuestro agradecimiento a Vero Ruiz del Vizo por enseñarnos el maravilloso trabajo de esta venezolana que sin duda nos ayuda a enfrentar nuestros miedos, como el mío, el miedo al rechazo cuando intente contactar con ella pensando que posiblemente no formaría parte de nuestro proyecto, así que ya lo saben, enfrenten sus miedos, lo peor que puede pasar es que tengan que intentarlo una y otra vez hasta lograr el objetivo.

José Manuel Ferreira

¡Nuestro Emoji-Meter de la entrevista!

 

 

Youtube: HelloFears
Website: michellepoler.com
Instagram: HelloFears
Facebook: HelloFears

 

 

Michelle Poler Shop

 

Compartir...
Share
LudoSex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 Publicaciones más en Emprendedores la categoría
Te recomendamos
Jorge Rivera – Aroma Latino

  Jorge Rivera, merideño de 24 años y un apasionado de la cocina, emprendedor, creativo...