Donde ir en Granada

Compartir...
Share

Nuestro recorrido por Granada se inicia con La Alhambra.

Alhambra

 

La Alhambra es un conjunto de palacios, jardines y fortaleza que forman una ciudadela dentro de la ciudad de Granada. Su ubicación y adaptación al entorno genera un nuevo paisaje totalmente integrado a la naturaleza existente. Se considera como obra cumbre del arte árabe de la época. Debe su nombre al color de la fortaleza construida en el siglo IX, llamada AlHamra, la Roja, por el color de la tierra usada en su construcción.

La colina de la Sabika, donde se encuentra emplazada la Alhambra, se cree sirvió de asentamiento a alguna población de la época romana. En el siglo IX se tienen noticias de construcciones en la colina, sin embargo es en el 1031, luego de la guerra civil en el Califato de Córdoba, que la capital de la provincia granadina se traslada de Elvira a Granada y se establece allí el reinado de los Ziríes.

Durante el siglo XII se producen sucesivas invasiones desde el norte de Africa de Almorávides y Almohades, lo que ocasiona diversas luchas en la Alcazaba del Albaicín, sede de la corte zirí, y las construcciones que existían en la colina de la Sabika. Estas luchas termina con la instauración de la dinastía Nazarí en el siglo XIII, que se instala en la antigua Alcazaba del Albaicín.

Fue Muhammad Ibn al-Ahmar, o Muhammad I, quien fija su atención en las ruinas de la colina de la Sabika y decide iniciar la construcción de la sede de la corte nazarí , pone en marcha de esta forma las edificaciones de lo que hoy conocemos como la Alhambra. Durante el reinado de Yusuf I se construye el palacio de Comares. Su hijo Muhammad V ordena construir el Palacio de los Leones, el Patio de los Leones y los aposentos adyacentes, poniendo así, punto final a las construcciones de estilo árabe en la Alhambra.

En 1492 Boabdil entrega la Alhambra y su reino a los Reyes Católicos, dando fin a ocho siglos de dominación árabe en la península ibérica e inicio a  su adaptación para los reyes cristianos.

La Alhambra fue el mayor centro político y aristocrático del occidente árabe, sirvió de morada a los reyes nazaríes y sus cortes. Su recintos formado por bellos patios rectangulares, frondosas alamedas de árboles, que la dotaban de agradable sombra y frescura, sus numerosas fuentes y arroyos enmarcan el gran atractivo de este monumento y lo convierte en el mas visitado de España.  Declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 1984.

El conjunto de edificaciones de la Alhambra esta formado por varias edificaciones, de las cuáles describiremos las más importantes a continuación:

Alcazaba

Es la edificación más antigua de la Alhambra y es la parte puramente militar del conjunto, data del siglo XI y las construcciones que se conservan datan del siglo XIII. Al entrar se puede observar la Plaza de Armas, lugar que ocupaban las viviendas y cuarteles de la tropa, de estas construcciones solo se conservan las plantas marcadas por pequeños muros y en el subsuelo unos aljibes y mazmorras.

Al norte de la Alcazaba se encuentra:

 Terraza de la Torre del Cubo, torre semicircular construida sobre una puerta árabe en 1586. Constituye en la actualidad un estupendo mirador del valle del Darro y el Albaicín.
Torre de la Plaza de Armas, bajo esta se construyó a finales del siglo XIV una puerta que permitía el acceso desde Granada, lo que supuso la demolición parcial de las caballerizas.
Adarve o paseo de ronda de la muralla norte.
Torre de los Hidalgos, edificación de carácter defensivo .

Al oeste:

Torre de la Vela o de la Campana, construida entre 1238 y 1273, constituía la mayor torre de defensa de la Alcazaba y su altura domina toda la vega granadina. Su nombre deriva de la campana colocada en la torre luego de la conquista de Granada, que sonaba al amanecer para avisar a los agricultores de los turnos de riego.
Bastión de Artillería, construcción triangular defensiva.

Al sur:

Torre de la Pólvora.
Jardín de los Adarves, creado cuando la fortaleza perdió su carácter defensivo en el siglo XVII.
Este, del trapezoide que forma la Alcazaba, es el lado mas largo, con 75 metros de longitud.

Torre del Homenaje, con entre 22 y 26 metros de altura se levanta en la parte mas elevada de la Alcazaba, conjuntamente con la Torre de la Vela formaban las principales defensas de la Alhambra. Consta de seis plantas y se cree sirvió de residencia a Muhammad I.
Torre Quebrada.
Torre Adarguero.

Generalife

El Generalife, Yannat al-arif o jardín del arquitecto es una villa con hermosos jardines que en sus inicios debió ser la residencia de recreo del arquitecto, por su etimología, que posteriormente conformó parte del patrimonio real. Fue utilizada como lugar de retiro y descanso de los reyes nazaríes. Se construyó entre los siglos XII y XIV, en el llamado Cerro del Sol, colindante con la Alhambra.

Es una villa reducida al mínimo donde destacan sus amplios y hermosos jardines ornamentales y huertos, fue transformado por Abu I-Walid Ism´il y es de puro estilo nazarí. Cerca de él se encuentran otras construcciones de esa época, como Los Albercones, los restos del palacio de Dar al-Arusa, la Alberca Rota y la Silla del Moro. Es la única muestra que permanece y nos da idea de como eran las mansiones solariegas rodeadas de jardines que sin duda, inspiraban el espíritu árabe.

Algunas dependencias son obras hechas por los cristianos y que se pueden considerar parasitarias del Generalife, como lo son: la galería de poniente, el edificio situado al este y el edificio de dos plantas que se ubica en el testero norte. Sin embargo las obras de jardinerías realizadas posteriores al periodo nazarí han enriquecido los jardines, ejemplo de esto es el Patio de la Acequia, que constituye el verdadero corazón del Generalife.

Resulta placentero a todos los sentidos contemplar sus jardines y como el agua, en un eterno juego de luces y sonidos añade una magia especial a la visita. Hacer ésta de noche enriquece la ya inolvidable experiencia.

Palacio de Comares

Construido durante el reinado de Yusuf I y con una fachada interior construida por mandato de Muhammad V, que anticipa la majestuosidad del interior del palacio, constituye la residencia oficial del monarca y centro del poder político.

Sus dependencias las describiremos a continuación:

Patio de la Alberca o de los Arrayanes, es un gran patio que consta de un gran espejo de agua (Alberca) remarcando el protagonismo de uno de los temas ambientales árabes: el agua. En él se refleja, imponente, la Torre de Comares. A ambos lados, se encuentran plantados los arrayanes.
Sala de la Barca, desde la galería norte del Patio de los Arrayanes y cruzando un arco pleno de mocárabes (elemento arquitectónico que consiste en prismas yuxtapuestos en racimos, similares a estalactitas, usados para decorar techos) se accede a la Sala de la Barca. Esta sala de forma rectangular, llamada así, porque en su ornamentación en yesería tiene el escudo nazarí y dentro de él, la palabra “Baraca” que significa bendición en árabe y que fue entendida por los castellanos como “barca” y contiene tambien el lema de los nazaríes: “no hay vencedor mas que Dios”. Tambien se dice que su nombre proviene de su magnífico artesonado, ensamblado en forma de casco de barca invertida. La sala se encuentra rodeada por un zócalo en cuyos extremos se encuentran habitaciones adornadas con azulejos y columnas que sostienen arcos peraltados y decorados con mocárabes y pechinas. La sala da acceso a la Torre de Comares.

Torre de Comares, Salón de Comares o Salón de los Embajadores

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es la estancia más amplia y elevada de todo el palacio, su planta cuadrada es de 11 metros de lado por 18 metros de altura y servía para celebrar las audiencias privadas del monarca. En el centro de la sala se puede observar un cuadrado con el nombre de Alá escrito sobre azulejos.

En tres de los laterales del salón hay 9 habitaciones, tres por cada uno de los lados, y una habitación central  en el lado norte para uso del rey. Todas las paredes están cubiertas de yeserías con motivos de conchas, flores, estrellas y versiculos coránicos y poemas. Es una sala policromada: oro en el relieve, colores claros en lo profundo. El suelo original era de mármol, actualmente de cerámica en blanco y azul con escudos de armas como motivos ornamentales. Tiene una serie de ventanas cerradas antiguamente por celosías de madera y vidrieras de colores llamadas cumarias, (de ahí el nombre de comares). Todo ello convertía a esta sala en sus orígenes, con sus juegos de luz y su ambiente cortesano, en una de las salas palaciegas más impresionantes del mundo árabe.
El techo del salón, de forma cúbica, es una representación del Universo, tal vez una de las mejores de la Edad Media. Realizado en madera de cedro con incrustaciones de maderas de diferentes colores, forma estrellas superpuestas en siete diferentes niveles. En el centro y lo más elevado está el Escabel sobre el que esta Alá. Desde éste se van repitiendo las figuras geométricas que dividen el techo en siete espacios, que representan los siete cielos que descienden consecutivamente hasta este mundo. Entre todos ellos configuran el Trono, que es el símbolo de la creación entera. Este uso simbólico de la cosmología coránica tiene una clara intención de legitimar al soberano como representante de Dios en la tierra.  Continua  la simbología de la sala con las cuatro diagonales del Techo de Comares, que representan los cuatro ríos del Paraiso y el Arbol del Mundo, que teniendo sus raíces en el Escabel se extiende por todo el Universo. Se dice también que las alcobas, las nueve presentes, más las tres omitidas son una referencia a las doce casas zodiacales, en correspondencia con el papel de séptimo cielo que ocupa esa altura.

Palacio de los leones

Este palacio fue construido por mandato de Muhammad V como residencia privada del monarca, también conocido como el Harén, se accedía a él desde el Patio de los Arrayanes a través de un pasadizo. En él, el arte nazarí alcanza su máximo esplendor. La luz, el agua, el colorido, la exquisita decoración conlleva a una belleza de sensibilidad y armonía sin comparación, y lo convierte en un magnifico placer para los sentidos. Se deja atrás la abstración y la geometría y se da paso a la naturaleza. Se dice que la amistad de Muhammad V y Pedro I, el Cruel, influyo en el estilo del palacio.

El palacio está compuesto por un patio central rodeado de galerías de columnas a modo de claustro cristiano, que permite el acceso a distintas salas: al oeste la de los Mocárabes, al este la de los Reyes, al norte la de Dos Hermanas, Ajimeces y Mirador de Daraxa y al sur la de los Abencerrajes y el Harén. No hay ventanas que miren al exterior, pero sí hay un jardín interior como corresponde a la idea musulmana del paraíso. Lo que hoy es tierra en el patio, fue jardín. De cada sala fluyen 4 arroyos que van al centro: los 4 ríos del paraíso. Las columnas se unen con paños calados que dejan pasar la luz.

Patio de los leones

Sin duda el lugar mas conocido de la Alhambra , debe su nombre a los doce leones surtidores de la fuente que ocupa el centro del patio. Construido por mandato de Muhammad V, entre 1377 y 1390, de planta ligeramente trapezoidal, está rodeado por una galería a modo de claustro cristiano, sostenido por 124 columnas de mármol blanco de Almeria de fino fuste, coronados por múltiples anillos. Los capiteles de forma cúbica y con grandes ábacos están decorados con inscripciones y arabescos. Los arcos de yeso peraltado están cubiertos de madera tallada, con excepción de los de los pabellones y de los extremos de los lados mas largos del claustro, que están decorados con mocárabes. Los arcos que comunican con la Sala de los Abencerrajes y la Sala de Dos Hermanas son de medio punto y de mayor tamaño que el resto y están decorados con molduras de mocárabes, y arabescos en las enjutas. Sobre estos arcos se encuentran las habitaciones de las mujeres del rey.

Los pabellones, de planta cuadrada cubiertos con cúpulas de madera, se encuentran en el centro de las galerías cortas sobre el patio. Este, en su centro tenía un jardín que tras muchas modificaciones se optó por eliminar para evitar humedades. Tiene unos canales de mármol blanco que surgen de los pabellones y debajo de los cenadores, confluyendo en la fuente central. En sus extremos existen surtidores que proveen de agua a la Fuente de Los Leones.

Fuente de Los Leones

De mármol blanco, esta fuente resume en sí, la concepción artística y técnica que permitió la construcción de la Alhambra, es el punto culminante de las ricas tradiciones y experiencias, frutos de la extensa y fecunda creatividad desarrollada a lo largo de siglos. A este simbolismo creativo, se une lo utilitario, su complejo sistema de funcionamiento que a través del cilindro central surtía y drenaba simultáneamente y permitía tener el agua en la fuente como una lámina sin que se desbordara.

Es un conjunto de doce leones surtidores, distribuidos en forma radial y una gran taza dodecagonal de 2,52 metros que parecen sostener los leones, y es una de las muy escasas representaciones de animales del arte árabe, ya que en el Corán, se reprueba la representación de seres vivos. Fue esculpida en una sola pieza en el siglo XIV. Los leones se encuentran agrupados en tres grupos de cuatro leones con similitud dos a dos en sus rasgos: nariz, pelaje de la melena, fauces y posición y relieve de las colas.

Al inicio se pensó provenía del palacio del primer visir de la dinastia zirí Samuel Ibn Nagrella, anterior a la Alhambra, sin embargo esto se descartó por el descubrimiento de haber sido esculpida en una sola pieza de mármol Macael, Almería.

Palacio de Carlos V

Construido por mandato de Carlos V, como su residencia, aunque nunca llegó a habitarla. Está ubicado junto al Palacio de Comares, en claro contraste con la arquitectura árabe de la Alhambra, esto modificó el conjunto nazarí, alterando su imagen, composición interior y conexión con el resto de su entorno.

El Emperador decidió construir el Palacio al estilo “romano”. El proyecto original se debe a Pedro Machuca, formado en el círculo artístico de la Roma de León X, quien, por la fecha de inicio de la construcción, asombra por los elementos del manierismo que utiliza: columnas dóricas en el primer piso, jónicas en el segundo, y friso con cabezas de toro de tradición grecorromana.  La construcción se vio interrumpida en el siglo XVII, hasta su finalización en el siglo XX.

Su fachada es totalmente renacentista. El primer cuerpo es de estilo toscano, el segundo posee elementos decorativos propios del barroco. Sobre la puerta principal, se sitúan dos estatuas aladas de mujer reclinadas en el frontón. Arriba, 3 medallones enmarcados en mármol verde. En los laterales, se representan escenas de Los Trabajos de Hércules. Los anillos de hierro de la parte baja son puramente decorativos, siguiendo la moda vigente en Florencia y Siena en el momento de la construcción.

Del diseño general de la planta cabe destacar el empleo complementario de la Capilla octogonal, figura geométrica que viene a ser una segunda estructura centralizada del Palacio, de gran prestigio en el Renacimiento.

Albaicín

Los primeros asentamiento humanos son de origen íberos, seguidos por pequeñas poblaciones dispersas durante la dominación romana. Es a partir del siglo XI con la formación de la dinastía zirí que se comienza a poblar nuevamente lo que hoy conocemos como Albaicín, constituye uno de los núcleos antiguos de la Granada árabe, junto con la Alhambra, el Realejo, y el Arrabal de Bib-Arrambla. La primera construcción importante es la Alcazaba Cadima, sede de la corte zirí.

 

No hay acuerdo sobre el origen del nombre Albaicín. Lo cierto es que albaicín, indica siempre un barrio en la altura y con una población particular, desvinculada del resto de la ciudad.

Este barrio tuvo su mayor influencia en la época de los nazaríes. El Albaicín mantiene la trama urbana del periodo nazarí, con calles estrechas, en una intrincada red. El tipo tradicional de vivienda es el carmen, compuesto por una vivienda rodeada por un alto muro que la separa de la calle y que incluye un pequeño huerto o jardín.

Fue característico de dicho barrio la canalización y distribución del agua potable a través de aljibes; en total se han podido constatar unos 28; de los cuales, una gran mayoría se conservan pero no siguen en uso debido a que sus canalizaciones se han roto con el paso del tiempo.

Declarado en 1994 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como ampliación de la Alhambra y el Generalife.

La Ruta de las Tapas

Granada es la capital de Las Tapas, constituida en elemento esencial de la gastronomía andaluza y cita obligada de los que visitan esta ciudad como forma de degustar la rica cocina granadina, que destaca por la gran variedad de productos: marinos, de la vega y de montaña.

El tapeo es una rica y divertida forma de conocer la ciudad, es un arte, un saber hacer, propio de la vida granadina. Es una forma de compartir, de disfrutar de sus gentes, de su conversación, de estar relajados. No conocer el tapeo es dejar de lado a los granadinos y sus tradiciones.

Algunas rutas de tapas recomendadas:

El Realejo, antiguo barrio judío de Granada. Entrando desde la plaza Isabel la Católica dirección calle Pavaneras, continúa hasta llegar al campo del Príncipe. Allí además podréis encontrar al Cristo de los Favores, de gran arraigo popular. También podrás disfrutar del convento de las Carmelitas Descalzas, la casa de los Tiros, la fundación Rodríguez Acosta.
Pasea por la plaza de Mariana Pineda donde te dará la bienvenida la estatua de nuestra heroína liberal. A continuación adéntrate entre las calles cercanas a San Matías, y descubre otras zonas de tapeo de gran arraigo en la ciudad. Junto a ellas encontrarás la última parte de esta ruta, la plaza del Campillo.
En el corazón de la ciudad, descubre en la plaza del Carmen, el antiguo convento de las Carmelitas, actual Ayuntamiento. Continúa la visita por la calle Navas y respira la auténtica esencia del tapeo en Granada. Desde esta callecita, siempre concurrida, comienza tu visita al centro histórico.
Colindante al centro histórico y a una de las zonas más famosas de marcha en Granada, la plaza de Gran Capitán despunta como importante zona de tapas.  En ella encontrarás todo tipo de locales, desde los más actuales hasta los más tipicamente granadinos.
De tapas por el barrio más tradicional de Granada, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Comenzamos esta ruta desde Plaza Nueva hasta llegar paseo de los Tristes. Continuamos adentrándonos en el maravilloso barrio del Albaicín. Allí encontrarás el famoso mirador de San Nicolás. De regreso al centro puedes visitar el Sacromonte o bajar directamente hacia calle Elvira junto a la Calderería.
Junto al centro histórico y cercano a la ribera del río Genil, encontrarás una gran diversidad de tapas. Si vienes a un congreso, los alrededores del Palacio de Congresos cuentan con una buena oferta en este arte culinario.

Compartir...
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 Publicaciones más en Dónde ir la categoría
Te recomendamos
Donde ir en Sevilla

  Iniciaremos el recorrido de diez sitios donde ir en Sevilla por la Plaza del...